Skip links

Comunicado de GSBIT sobre la economía digital

GSBIT, la asociación de software, internet, y nuevas tecnologías, introduce en el debate el futuro de la economía balear.

“La economía del conocimiento, en la que se fundamenta la alternativa al modelo económico basado en el turismo, pende de un hilo”

Xavier March, presidente de GSBIT, asociación que representa a los actores de la economía digital, pone de manifiesto que toda la economía balear depende del turismo, “por lo que los ERTES de nuestras pymes deben ser tratados como ERTES por fuerza mayor”.

“No solamente las pymes que han sido marcadas con un CNAE o que trabajan con el turismo receptivo local sino todas las empresas que dan apoyo en servicios o en infraestructuras así como desarrollos relativos al turismo en mercados receptivos, en cualquier continente, se ven afectados por el parón en la circulación de personas debido a la crisis sanitaria”.

En este aspecto es de especial relevancia señalar que los servicios prestados tanto el turismo emisor como receptivo necesitará que la crisis sanitaria se estabilice. Se necesitará que la confianza para viajar se recupere para volver a los niveles económicos que había hace solamente tres semanas y eso dificultará una recuperación que se trasladará a nuestras empresas.

Esta confianza es imprescindible para desarrollar proyectos de innovación tecnológica, que es la base de la economía del conocimiento. Durante los últimos 20 años se ha hecho un gran esfuerzo en implantar y estabilizar una red de empresas de base tecnológica que puede quebrarse de no tomarse las medidas económicas adecuadas.

“Si el tejido estratégico de la economía del conocimiento es duramente golpeado podemos volver a fuga de talentos que también puede afectar a proyectos de innovación no tecnológica y a la UIB.” comenta Xavier March.

Es un hecho que la tecnología está siendo uno de los puntales para que las empresas y no afectadas por el estado de alarma no paren sus servicios y que palabras como cloud, teletrabajo, VPN, remoto… se están usando en todas las empresas, está claro que la subsistencia del tejido empresarial tecnológico, que es el que tiene el conocimiento de las necesidades e idiosincrasia de las empresas de las islas baleares. Pero hasta que acabe la crisis sanitaria y se recupere no hay interlocución posible: no hay nadie trabajando al otro lado del teléfono, del correo electrónico o la pantalla. “Tenemos grandes caidas de facturación y proyectos ante la imposibilidad de prestar el servicio. No hay nadie al otro lado”, recalca March.

Para finalizar, Xavier March, dice rotundamente que: “es imprescindible que los ERTES en los puestos de trabajo que han presentado las empresas de tecnología se consideren como ERTES por fuerza mayor. De otro modo, las empresas tecnológicas no podrán hacer frente a los compromisos derivados de esta forma de ajuste económico debido a la crisis sanitaria global.”

Más información y contacto: Tona Pou | Gerente GSBIT | 630 942 419